Historias de Samuráis en el podcast de La Biblioteca Perdida

Los lectores amantes de la radio están de enhorabuena, porque ahora van a poder disfrutar de Historias de Samuráis también en formato podcast. Desde el año pasado (2016), tenemos un pequeño espacio dentro de La Biblioteca Perdida, podcast histórico donde los haya, para contar historias del Japón feudal de esas que tanto nos gustan. Es verdad que hemos tardado un poco en anunciarlo, pero es que en esta santa casa somos un poco pudorosos para esto del autobombo. Además, la idea era tener unos cuantos audios ya publicados antes de presentar el invento en sociedad.

Continuar leyendo “Historias de Samuráis en el podcast de La Biblioteca Perdida”

¡Feliz año del gallo!

Querid@s lector@s, Historias de Samuráis les desea felices pascuas y un próspero Año Nuevo. Sí, ya sabemos que oficialmente el año del gallo no empieza hasta el mes que viene, que el año nuevo chino no empieza el 1 de enero como en el calendario occidental. Pero oigan, qué más da. El caso es celebrar. Y, como estamos en un blog de Historia japonesa, hay que hacerlo a la manera oriental. Miren qué pollo samurái más majo hemos encontrado para la postal de este año. Con el emblema de los Tokugawa y todo, no se puede pedir más.

Aunque, bueno, ya que estamos en Año Nuevo, por pedir que no quede. Ojalá este recién nacido 2017 se porte estupendamente con nuestr@s lector@s y les colme de parabienes, que se lo merecen todo y más. Maravillos@s que sois tod@s, oiga. Desde las almenas de nuestro castillo, abrimos un barril de nuestro mejor sake y brindamos con tod@s vosotr@s por este nuevo año. ¡Seguiremos contando historias de samuráis en 2017!

jakuchu-gallo

Yagyu Jubei, agente secreto al servicio de su majestad… shogunal

Como estamos ya en plena época festiva, vamos a despedir el 2016 con un artículo de tono más ligero de lo habitual. Porque nos lo pide el cuerpo, qué demonios. Veamos, ¿quién ha sido el samurái más fuerte de todos los tiempos? Una duda que lleva corroyendo a los aficionados a la cultura japonesa desde la noche de los tiempos, por lo menos. Primero habría que decidir cómo definimos eso de “el más fuerte”, porque según el criterio la lista de candidatos varía bastante. Si nos ceñimos a la capacidad de ser mortal de necesidad con una katana en la mano, nos vienen a la cabeza nombres como Miyamoto Musashi, Ito Ittosai o Kamiizumi Nobutsuna. Es imposible definir de manera objetiva quién ha sido la mejor espada de la Historia de Japón pero, si hiciéramos un hipotético ranking, en el top 5 nos encontraremos, sin duda, con nuestro protagonista de hoy. Hablamos de Yagyu Jubei, un espadachín de leyenda,  máximo exponente de una de las escuelas de esgrima más afamadas de la tierra del sol naciente: la mítica Yagyu Shinkage Ryu.

Continuar leyendo “Yagyu Jubei, agente secreto al servicio de su majestad… shogunal”

¡Un año de historias de samuráis!

¡Estamos de celebración! Hoy, 8 de diciembre, Historias de Samuráis cumple un añito. ¡Nuestro primer año de vida! Y esperemos que haya muchos más por llegar. Es un día perfecto para echar mano de los tópicos y decir aquello de que parece que fue ayer cuando empezamos, hay que ver cómo pasa el tiempo, etcétera, etcétera. Pero, la verdad sea dicha, es cierto que este primer año se nos ha pasado volando. Cuando empezamos con este blog no teníamos ni idea de si aguantaríamos más allá de un par de meses. Y, a lo tonto, a lo tonto, ya llevamos 12. Y con ideas y proyectos para otros 12 por lo menos. Siempre que l@s lector@s quieran acompañarnos, claro está.

Continuar leyendo “¡Un año de historias de samuráis!”

Asalto al Ikedaya: el día que los Shinsengumi salvaron al emperador de caer en manos de la rebelión

No eran los más honorables ni los mas piadosos, pero eran hombres valientes. Los Shinsengumi, el cuerpo especial antidisturbios que se creó para mantener el orden en Kyoto en los turbulentos últimos años del shogunato Tokugawa, fueron los tipos más duros en una época plagada de tipos duros. Hombres que vivieron y murieron por la espada, un verdadero grupo salvaje compuesto por samuráis de acero fácil, disciplina espartana y una insaciable sed de sangre. La guerra en la que luchaban estaba perdida de antemano y su causa destinada al fracaso, pero no les importó. Y es que este puñado de guerreros indómitos, los últimos de una época condenada a desaparecer, tuvieron también su momento de gloria. Una noche de verano en la que salvaron a la ciudad de Kyoto de ser pasto de las llamas y evitaron que el emperador cayera víctima de un siniestro complot. El día en que los perros de presa del shogun se convirtieron en héroes.

Continuar leyendo “Asalto al Ikedaya: el día que los Shinsengumi salvaron al emperador de caer en manos de la rebelión”

Sakamoto Ryoma, el samurái revolucionario

Eran tiempos turbulentos. Tiempos de crisis y cambios radicales. Tiempo de héroes, en definitiva. Y la tierra del sol naciente, poco fértil para las cosechas o los minerales preciosos, demostró una vez más ser fecunda en hombres extraordinarios. A mediados del s. XIX, Japón se enfrentaba posiblemente a la peor crisis de toda su Historia. Peor que cuando los mongoles de Kublai Khan asomaron a sus costas 500 años atrás. Peor que cuando los galeones europeos empezaron a merodear por su litoral, cargados de cañones y misioneros de peligrosas ideas, en los albores del s. XVI. Tiempos extraordinarios requieren tipos extraordinarios, y lo cierto es  que no hubo escasez de ellos. Hoy vamos a hablar de uno de esos personajes que reescribieron los libros de Historia con sus propias manos.  Hablamos de Sakamoto Ryoma; un auténtico Che Guevara japonés que, al igual que el guerrillero argentino, vivió intensamente, murió joven y se convirtió en un icono para los siglos venideros.

Continuar leyendo “Sakamoto Ryoma, el samurái revolucionario”

Yotsuya Kaidan, una historia japonesa de fantasmas

Los japoneses son verdaderos maestros del terror. Nadie cuenta historias de miedo como ellos. Y la tradición les viene de lejos; en el país del Sol Naciente llevan unos cuantos siglos cultivando el noble arte de helarle la sangre al personal con sus relatos para no dormir. Ya que estamos en verano, es buen momento para recordar una de las piezas más populares de su nutrido repertorio. Una tragedia con celos, traiciones, asesinatos, apariciones espectrales  y venganzas de ultratumba. Además, su protagonista, una dama samurái con muy malas pulgas, es antepasada directa de buena parte de los engendros que pueblan el cine de terror nipón de los últimos años, como la “angelical” Sadako de la saga Ring. Y, por si faltaba algún ingrediente, la historia está basada en hechos reales, que tuvieron lugar en pleno corazón de Edo hace apenas 300 años. Continuar leyendo “Yotsuya Kaidan, una historia japonesa de fantasmas”

Conspiración en Honnoji: teorías sobre la muerte de Oda Nobunaga

Tal día como hoy hace 400 años, la madrugada del 21 de junio de 1582, Oda Nobunaga, el hombre más poderoso de Japón, caía víctima del ataque a traición de uno de sus generales. Nobunaga estaba pernoctando plácidamente en el templo de Honnoji, en el centro mismo de Kyoto, cuando Akechi Mitsuhide lo asaltó por sorpresa con sus huestes y pasó a cuchillo a todo al que encontró tras sus muros. A la mañana siguiente el fuego había arrasado Honnoji hasta los cimientos; el cadáver de Oda Nobunaga jamás apareció. La leyenda dice que tuvo tiempo de hacerse el seppuku antes de desaparecer entre las llamas. La traición de Mitsuhide estuvo a punto de echar al traste el proceso de unificación del país y abocar a Japón a otros cien años de guerras civiles. El llamado Incidente de Honnoji es el magnicidio por excelencia de la Historia japonesa. Y, al igual que sucede con otros asesinatos famosos, como el de Abraham Lincoln o el de JFK, está lleno de misterios y cuestiones por resolver.

Continuar leyendo “Conspiración en Honnoji: teorías sobre la muerte de Oda Nobunaga”

Miyamoto Musashi vs. Sasaki Kojiro: el duelo más famoso de la Historia de Japón

Dos samuráis frente a frente, espada en mano, a la orilla del mar. Uno de ellos, de porte elegante y vestido con finos ropajes, empuña un largo acero de exquisito temple. El otro, de gesto torvo y facciones salvajes, viste con harapos y tiene como arma un tosco garrote de madera, que semeja vagamente la forma de una katana. Ambos se miran fijamente, sin mover un músculo, mientras los primeros rayos del alba empiezan a iluminar el cielo. La escena es digna de la mejor película de Kurosawa. Los aficionados a la cultura japonesa habrán adivinado ya que hablamos de uno de los combates más legendarios de la historia samurái, el lance que enfrentó a Miyamoto Musashi contra Sasaki Kojiro en la isla de Ganryujima. La palabra clave aquí es esa, legendario, porque las cosas no sucedieron tal y como las cuenta el relato tradicional que todos conocemos.
Continuar leyendo “Miyamoto Musashi vs. Sasaki Kojiro: el duelo más famoso de la Historia de Japón”

Con la Iglesia hemos topado: el misionero que quiso caminar sobre las aguas de la bahía de Tokyo

Si en el imperio de Felipe II no se ponía el sol, en tiempos de Felipe III hubo quien aseguraba ser capaz de detener el curso del astro rey en el cielo solo con el poder de su fe. El hombre (supuestamente) capaz  de tal prodigio era fray Juan de Madrid, un misionero franciscano recién llegado a Japón en los albores del s. XVII. Pero su repertorio de capacidades sobrehumanas no terminaba ahí. También decía poder caminar sobre las aguas y mover montañas a voluntad, todo gracias a la fuerza que, según él, Dios le concedía. El objetivo de los milagros de fray Juan no era otro que demostrar al mundo la superioridad del credo católico apostólico romano frente a los cultos paganos que profesaban los nativos del lugar. Pero, entre las almas descarriadas que intentaba atraer al redil del Señor, no había solo nativos japoneses. En realidad, su máximo afán era convertir a un capitán de fortuna inglés, William Adams, y su tripulación, todos ellos protestantes a machamartillo, a quienes las tormentas habían hecho naufragar en aquellas costas. Continuar leyendo “Con la Iglesia hemos topado: el misionero que quiso caminar sobre las aguas de la bahía de Tokyo”